Comprar la primera farmacia

Lo primero que se nos viene a la cabeza ante la compra de nuestra primera oficina de farmacia es un ideal; la vista de farmacia con un gran tránsito de público, moderna y donde la venta se realiza por inercia.

Este ideal nos lleva a una filosofía que debemos tener clara durante toda nuestra carrera profesional y es plantear la siguiente pregunta; ¿qué queremos? ¿vivir en Serrano o trabajar en Serrano? Con esta frase lo que quiero expresar es que debemos ver la compra de una empresa, dejando de lado lo máximo posible todo aspecto subjetivo que no se pueda medir, lo que no se mide no debería existir.

Puntos claves en el proceso de búsqueda de oficinas de farmacia

1. Nuestra capacidad financiera a la hora de llevar el proyecto, pero más importante es nuestra experiencia. Como todo en esta vida, nos encontramos ante una
empresa y se aprende a base de errores y aciertos, una farmacia de muy alta facturación como primera ubicación es difícilmente gestionable y los errores tienen una gran repercusión económica.

2. Otra cuestión es que debemos saber que es un negocio, no estamos en una oficina de farmacia como titulares tan sólo por una nómina. Necesitamos sacar un sueldo por el mero hecho de estar en la botica más un beneficio industrial, es decir un rendimiento a nuestra inversión.

3. Es una tarea polivalente la de Titular de Farmacia, por desgracia la formación que traemos de la carrera es muy coja y tenemos que estar dispuestos a formarnos de manera continua, pero no sólo en productos y en ventas, también en campos tan diferentes de os nuestros como finanzas, gestión de personal, control de almacén, logística…

4. Desde el primer día que entremos en la oficina elegida, existe la obligación marcada a fuego de estar inventándonos de manera continua, la diferencia entre caer o subir nuestra facturación es saber amoldarnos a las dificultades y querer crecer siempre, cueste lo que cueste.

5. Otra idea muy importante, es que la farmacia es muy engañosa, se mueve grandes cantidades de dinero y no hay mayor pecado que confundir tesorería o dinero en el cajón hablando de una manera vulgar, con dinero real que se gana o deje de ganar. Es muy común por ejemplo que un farmacéutico manifieste su falta de liquidez, pero se encuentre con un stock totalmente descontrolado, para ello siempre aconsejamos que cuando miramos nuestra cajonera no veamos cajas sino euros.

Solicitar acceso a toda la información

Estamos ante una gran inversión, cuando nos enseñen las farmacias que puede interesarnos debemos tener un acceso total a la información y a la documentación, sin dejar nada a la intuición o a una simple manifestación. Se ve en los compradores muchas veces vergüenza a la hora de preguntar datos, cuando en las cuestiones más simples es donde se vislumbra la realidad de lo que nos quieren vender.

Debemos preguntar absolutamente todo y tenerlo claro antes de dar el paso, no dejándonos vislumbrar por bonitos gráficos o salas de reuniones preparadas para intimidar y forzarnos a creer al vendedor sin cuestionarnos nada. Comprar una oficina de farmacia lo podemos ver como una aventura, pero una aventura que si tenemos el espíritu empresarial, es un campo francamente emocionante.

Si quieres ampliar información o realizar una consulta sin compromiso, estaremos encantados de atenderte

CONTÁCTENOS Y RESOLVEREMOS SUS DUDAS

FarmaKnow

2018-10-30T12:14:52+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies